Calculo Infinitesimal by J. Rey Pastor

By J. Rey Pastor

Show description

Read Online or Download Calculo Infinitesimal PDF

Similar ciencia books

La ciudad de la alegria The City of Joy(Spanish Edition)

Barcelona. 1985. Planeta. Seix Barral. 21x13. 393p.

Manual practico de instalaciones electricas Practical electrical installation manual (Spanish Edition)

Publication by means of Enriquez, Gilberto Harper, Harper, Gilberto Enriquez

La estructura de las revoluciones científicas

Cuando los paradigmas cient? ficos dejan de dar respuesta a los problemas que les ata? en, ocurren rupturas violentas en las que l. a. ciencia se revoluciona, destruye los paradigmas desgastados y los sustituye con otros nuevos. Thomas S. Kuhn analiza en esta obra "el comportamiento de las comunidades cient?

Additional info for Calculo Infinitesimal

Example text

Parte de ella se esfumaba invariablemente en calor, hiciese uno lo que hiciese por impedirlo. El primero en demostrar esto mediante cuidadosos análisis científicos fue el joven físico francés Nicholas Leonard Sadi Carnot. En 1824 publicó un librito sobre la máquina de vapor en el cual exponía argumentos encaminados a demostrar que la energía térmica producida por una máquina de vapor no podía generar más que una cierta cantidad de trabajo. Esta cantidad de trabajo dependía de la diferencia de temperatura entre la parte más caliente de la máquina de vapor y la más fría.

Darwin quedó impresionado. El periplo por costas remotas y las escalas en islas poco menos que inexploradas dieron a Darwin la oportunidad de estudiar especies aún desconocidas por los europeos. Especial interés despertó en él la vida animal de las Islas Galápagos, situadas en el Pacífico, a unos mil kilómetros de la costa de Ecuador. Darwin observó catorce especies diferentes de pinzones en estas remotas islas. Todas ellas diferían ligeramente de las demás y también de los pinzones que vivían en la costa sudamericana.

Pero podía ser que no hubiesen sido bien matadas. Normalmente se utilizaba con este fin el calor o sustancias químicas potentes. ¿Podrían sustituirse por otra cosa? Fue a Eduard Buchner, un químico alemán, a quien se le ocurrió matar las células de levadura triturándolas con arena. Las finas y duras partículas de sílice rompían las diminutas células y las destruían; pero los fermentos contenidos en su interior quedaban a salvo del calor y de los productos químicos. ¿Quedarían, aun así, destruidos?

Download PDF sample

Rated 4.49 of 5 – based on 15 votes